QUIEN ES MARIA MONTESSORI

Quién es María Montessori,

Maria M. fue una médica, educadora e innovadora italiana.

Reconocida por su método educativo que se basa en la forma en que los niños aprenden de forma natural.

Abrió la primera escuela Montessori, la Casa dei Bambini, o Casa de los Niños, en Roma el 6 de enero de 1907. Más tarde, viajó por el mundo y escribió extensamente sobre su enfoque de la educación, lo que atrajo a muchos devotos. 

En la actualidad existen miles de escuelas Montessori en países de todo el mundo que utilizan su filosofia.

María Montessori nació el 31 de agosto de 1870 en la ciudad provincial de Chiaravalle, Italia. Su padre era director financiero de una industria estatal. Su madre, criada en una familia que valoraba mucho la educación, por tanto tenía una buena educación y era una devoradora de libros, algo inusual para las mujeres italianas de esa época. 

La misma inquietud de conocimiento que tenía la joven María, que se sumergió en muchos campos de estudio antes de crear el método educativo que lleva su nombre.

Desde su más tierna infancia, María vivió en Roma y creció en un paraíso de bibliotecas, museos y excelentes escuelas.

María Montessori rompió barreras de la educación.

María era una excelente estudiante, segura de sí misma, ambiciosa y no estaba dispuesta a verse limitada por las expectativas tradicionales de las mujeres. 

A los 13 años ingresó en un instituto técnico exclusivamente para hombres que se preparaban para la carrera de ingeniería.

Finalmente, cambió de opinión y decidió convertirse en médico. Solicitó entrar en la carrera de medicina en la Universidad de Roma, pero no fue admitida. 

María Montessori se preparó mejor para ingresar a la facultad de medicina, se esforzó e insistió mucho. Con gran esfuerzo consiguió que la admitieran, abriendo un poco más la puerta a futuras mujeres.

Cuando se graduó en la facultad de medicina en 1896, María fue una de las primeras mujeres médicas de Italia. 

Aunque no fue la primera mujer graduada en la facultad de medicina, como informaron muchos de sus biógrafos, eso no le resta valor a su logro. 

Desafía reglas, normas y expectativas de las mujeres para abrirse camino con éxito en este campo, dominado por hombres, por ello, requirió una enorme fuerza, dedicación y perseverancia.

Como nació el método Montessori.

Las prácticas de la carrera de medicina de María Montessori se centraron en la psiquiatría. 

Posteriormente tuvo interés por la educación, asistiendo a clases de pedagogía y sumergiéndose en la teoría de la educación. 

Sus estudios la llevaron a observar y cuestionar los métodos predominantes de enseñanza a niños-as con discapacidad intelectual y del desarrollo.

Su oportunidad para mejorar los métodos existentes llegó en 1900, cuando fue nombrada codirectora de un nuevo instituto de formación para profesores de educación especial. 

María abordó la tarea de manera científica, observando y experimentando cuidadosamente para saber qué métodos de enseñanza funcionaban mejor. 

Muchos de los niños y niñas lograron avances inesperados y el programa fue todo un éxito.

En 1907, María aceptó el desafío de abrir una guardería de día completo en San Lorenzo, una barriada muy pobre del centro de Roma. 

Los estudiantes eran niños desamparados, de entre 3 y 7 años, que fueron abandonados mientras sus padres salían a trabajar. 

Esta guardería fue la primera de estas características todo el país tenía un ambiente de aprendizaje de alta calidad, se convirtió en la primera Casa dei Bambini o casa de niños.

Los niños eran rebeldes al principio, pero poco a poco mostraron un gran interés en trabajar con rompecabezas, aprender a preparar comidas y manipular los materiales de aprendizaje que María Montessori había diseñado.

 Observó cómo los niños absorbían los conocimientos de su entorno, esencialmente aprendiéndolo por sí mismos.

Utilizando la observación científica y la experiencia adquirida en su trabajo anterior con niños pequeños, María Montessori diseñó materiales de aprendizaje propios y un ambiente de aula que fomentaba el deseo natural de los niños de aprender, brindándoles libertad para elegir sus propios materiales.

Para sorpresa de muchos, los niños de los programas de María Montessori prosperaron y mostraron concentración, atención y autodisciplina.

 El “Método Montessori” comenzó a atraer la atención de destacados educadores, periodistas y figuras públicas. 

En 1910, las escuelas Montessori se podían encontrar en toda Europa y se estaban estableciendo por todo el mundo, incluso en los Estados Unidos, donde se abrió la primera escuela Montessori en Tarrytown, Nueva York, en 1911.

En nuestra escuela infantil bubu en Fuengirola nos basamos en el método Montessori, adaptándonos todo lo que podemos a esta metodología.